viernes, 7 de marzo de 2014

Cómo entiendo el "trabajo" con TU NIÑO INTERIOR


Desde mi forma única y original de percibir el mundo y de sentirlo, no es lo mismo recuperar, recordar y por tanto desbloquear y recuperar la esencia de TU NIÑO INTERIOR ESENCIAL que Sanar el Ego de Tu Niño Interior. 

Muchas personas se asombran de la manera en que abordo la "sanación" del niñ@ Interior que no es otra que volver a tu lugar de origen, a tu Ser Esencial, a tus valores, a aquellas capacidades que te hacen Humano (en mayúsculas) a tus habilidades, talentos, en definitiva a lo que constituye tu luz interior, tu brillo, tu originalidad, el latido único de tu imaginación única (pues ningún ser humano tiene un latido igual a otro, !ni una imaginación igual a otra! y es algo que a mi me fascina cada día por la belleza que nos hace únicos, maravillosamente extraordinarios y bellos, porque somos increíble e indiscutiblemente bellos).

©Mr Wonderful


Escribo "sanación",  más arriba, entrecomillado porque desde esta perspectiva no hay nada que sanar, estamos sanos, venimos a este planeta plenos, luminosos, poderosos, con todo el potencial magnífico del ser humano (me emociono sólo de pensarlo) nacemos SANOS, y después capas y capas de condicionamientos sociales, familiares, de cómo hemos de sentir, pensar, comportarnos, ser, exteriorizarnos, interiorizarnos, educarnos, y un sin fin abobinable de etiquetas que tenemos que "llegar a ser" en lugar de Ser, para poder ser gregariamente aceptados dentro de la manada (familia, sociedad...) nos alejan de ese brillo original. 

No hay nada que sanar, sí hay mucho que recordar: quiénes somos y nuestro ilimitado potencial con el que hemos nacido. Eso debería ser nuestro único "trabajo" en la vida: Saber quién soy y para qué he nacido, y hacerlo. Sólo así podré Ser verdaderamente feliz. 

Algo se me revuelve por dentro cuando siento que se asocia el niñ@ interior a sanar la cicatriz, la herida, aquello que te hicieron tus padres y a ellos les hicieron los padres de tus padres y se arrastra en la sangre de generación en generación: osea, la enfermedad del ego, la enfermedad de lo que no es humano aunque lo accionemos los seres humanos por estar alejados y confundidos, es decir: alejados del AMOR.

Para mi eso no es niño interior, es el EGO DE TU NIÑO INTERIOR: necesidad de reconocimiento externo por no haber aprendido a reconocer internamente tu asombroso, magnífico, glorioso potencial.
O dicho de otro modo: por falta de AUTOESTIMA, de Amor propio, buscar e incluso exigir que algo/alguien externo te nutra esa parte de ti. No es lo mismo Esencia del Niño Interior, que Ego del Niño interior, y es precioso usar bien la palabra, pues la palabra crea y recrea la realidad.

Mi manera de "trabajar", que no es otra que facilitar un espacio interior y exterior, así como una batería ingente de herramientas para facilitar que la persona se conecte consigo misma y su sabiduría interior. Repito: consigo misma y su sabiduría interior. No consigo misma a través de mi para nuevamente sacar fuera su poder.
Si nacemos con un latido único de corazón y una imaginación única, ¿cómo alguien externo a ti va a tener las claves para tu vida? es literalmente imposible. Las respuestas de la felicidad de cada ser humano las porta él mismo, mi labor es facilitar la puerta de entrada a ese mapa interior.

¿Y esto cómo se hace? Muy fácil. FÁCIL, MUY FÁCIL.

¿Cómo? jugando: que es como aprendemos (verdaderamente, lo otro es memorizar)
Disfrutando: que es como recordamos.
Riendo: que es como la vida desea que la gocemos, y como el ser humano graba mejor la nueva información de la experiencia vital en su sistema celular (probado científicamente)
Imaginando: haciendo honor a nuestro corazón y el plan de acción que tiene para nuestras vidas)
Creando: que es como recordamos que si yo hago una creación que nace de mis manos con una intención, al igual que he hecho este dibujo, puedo cambiar mi vida, puesto que no hay ninguna diferencia entre usar mi poder para transformar mi realidad en un dibujo en papel (espacio acotado) que en un escenario más amplio: la vida.

Esta manera de "trabajar" pasa por entender que el camino sencillo de vuelta al amor (propio), de regreso al corazón, está en recuperar la luz interior. Aquello que te hace único y especial, lo que te diferencia, eso para lo que has nacido, que ya está en ti de manera innata y natural y nadie te lo puede arrebatar ni tienes que hacer acrobacias para conseguirlo porque YA ERES TU. Desde este auto-reconocimiento, amor propio y autoestima, podemos ofrecer al mundo lo mejor que somos. Compartirnos, y darnos desde la plenitud y la abundancia, sin demandar (desde la carencia de una necesidad no cubierta internamente) que el mundo nos nutra algo ajeno a quiénes somos.

Entrecomillo "trabajar" porque para mi contribuye a mi realización personal, a mi dignidad como persona, como ser humano, a dignificar a los seres humanos, a mi amor por el ser humano, y eso es una LABOR más que un trabajo pues no me hace esclava y sí libre: compartir todo lo que he descubierto para mi misma, tras un proceso vital plagado de sufrimiento, dificultad y probando de todo hasta llegar a la conclusión de que menos es más,  y lo fácil está más cerca de la sabiduría original. 

TODO ES MAS FÁCIL: Obsérvate a ti mismo/a qué hay detrás. Cuando hay una dificultad, cuando algo se pone complicado en exceso. ¿A quién estás tratando de demostrar que puedes con todo? ¿Que si puedes con eso te querrán más? ¿A quién? ¿A quién tratas de demostrarle que eres capaz?

Con ejemplos visuales nos entendemos mejor:

En uno de los talleres hacemos un sencillo ejercicio teatral en el que experimentamos jugando por supuesto, quién tiene el foco; imagínate que tu vida fuera una cámara fotográfica, según donde enmarques tu foco eso es lo que saldrá retratado en tu fotografía y se quedará impreso en tu carrete (tarjeta fotográfica, tarjeta de memoria de tu teléfono móvil)

Ahora imagínate que sólo te fotografías a ti mismo/a. Y sólo sacas lo que bajo tu creencia y perspectiva son tus "defectos" (cosas que seguramente desde el punto de vista de otro serían deliciosas virtudes)  Si sólo te enfocas en lo que te hace sentir miserable no hay manera de que veas que existe algo bueno en ti pues estás dando esa orden "no hay fotos " "No hay nada bueno en mi.

PUEDES CAMBIAR: ES FACIL! Aparta la cámara ponle otro carrete (tarjeta de memoria de dispositivo electrónico) y ELIGE fotografiar la belleza de la vida, que empieza en ti mismo/a.

Con esto no digo que la vida no tenga dolor. Claro que sí. Lo sé bien. Si uno vibra y brilla la luz de su brillo original, osea de estar en su plena salsa, en ser quién es, puede hacer que esas heridas, cicatrices y faltas de amor sean acogidas dentro de este brillo, y su luz sin hacer nada, repito: sin hacer nada, transforme su oscuridad en luz (como si la absorbiera). Desde aquí no hay queja, sólo plenitud, alegría vital y abundancia: pues tú lo eres todo y lo tienes todo. Y cuanto más emites esta energía más energía que vibre en igual frecuencia llegará a ti (recordemos que somos seres electromagnéticos, al igual que este delicioso planeta en el que habitamos).

Si uno se concentra en su oscuridad, en la herida, en la carencia, en el drama (con todos mis respetos) personal, digamos que está haciendo lo mismo pero eligiendo el camino más largo, tras quitar capas y capas y capas y capas de dolor, al final de la cebolla del dolor está el corazón de la cebolla en el que sólo reside la luz. En el fondo siempre hay luz. El cómo eliges llegar a la esencia es la diferencia. Al elegir llegar a la esencia desde lo denso, doloroso, complicado, te quedas literalmente sin energía vital y al perder las ganas de vivir todo lo que te rodea va a ser destructivo, triste y doloroso.




Para mi está claro que la manera de enfocarte en lo que te hace feliz y lo "bueno que somos"  hace bien, cuando somos felices nos sentimos bien físicamente, emocionalmente, mentalmente, !Y hasta nos pasan cosas buenas en la vida! (No es casual, es energía que emitimos, repito: somos magnéticos) Cuando a mi personalmente algo me hace bien, y experimento que no sólo a mi sino también a los demás (si es bueno para mi también lo es para todo hijo de vecino) llámame optimista si temes probarlo más siento que por ahí está el camino.

Pues bien.... Si este es el camino más fácil... si hay una manera de descubrirnos, evolucionar... más fácil... yo hay cosas que continúo sin entender...
¿Por qué terapia es sinónimo de pasarlo mal? ¿Por qué las terapias se abordan para enfocarse en el dolor de la persona en lugar de poner el foco en su luz? ¿Por qué creatividad se asocia con oscuridad y densidad? (esto último me ocupa más puesto que si creamos la vida a través de nuestras creaciones toda creación oscura va a traer a su vez más oscuridad a tu vida y al mundo, si eso es lo que eliges y quieres fenomenal, más al menos se consciente de ello).

Esta es mi forma de aportar con mi labor, mi semilla al entorno terapéutico porque de corazón siento que es más fácil.
Porque creé éste método de Despertar Creativo del Niño Interior Esencial porque mi propia niña interior necesitaba recuperarse y estaba triste, deprimida, asustada y encerrada en sí misma, por asistir a lugares donde su sensibilidad no era respetada ni cuidada tal y como necesitaba. (Claro, como yo no tenía esta consciencia de amor hacia mi misma la exponía en lugares donde el reflejo externo iba a ser el mismo, que hacía internamente conmigo misma).
Celebro infinito haber hecho este viaje que está ayudando a muchas personas desde un lugar sano y divertido.
No digo que esta sea la manera, sí digo que esta es mi manera.
No digo que creas ni una sola palabra de mi sentir y experiencia. Sí que pruebes cómo te sientes mejor, con más vitalidad, salud, alegría, juego, ilusión en tu vida.
Que te hagas el favor de preguntarte ¿QUIÉN SOY YO? al margen de cómo te define tu pareja, tu madre, tu padre, tus compañeros de tu trabajo y toda persona y/o animal o planta a través de la cual te reconozcas a ti mism@.
Si no sabes responder !Tranquilo/a! haz algo, por favor, por tu vida, haz algo. Pregúntate. ¿QUÉ ES LO QUE A MI ME HACE FELIZ? Escríbelo, tenlo bien PRESENTE, y permítete vivirlo. Esa es otra puerta por la que llegarás con facilidad a descubrir quién eres.


Gracias por existir. Eres maravilloso. Eres maravillosa.

Información: Curso Online para tu Despertar Creativo y de tu Niño Interior Esencial. 

6 comentarios:

  1. Maravilloso, sencillamente. Muchas gracias, Marta, efectivamente, menos es más y el camino de recuperación del niño interior esencial, sano, feliz y creativo, es de hecho un proceso fácil y precioso, como estoy comprobando personalmente en tu compañía. Un gran abrazo. Victoria.

    ResponderEliminar
  2. Jo, me gusta el texto, me gusta el "trabajo" que propones pero... suena a negar una parte de nosotros a la que desde mi punto de vista calificas como "oscura" o "densa". Negar, o ignorar partes nuestras no conduce a nada puesto q "eso" pugnara por salir y ser reconocido. Quizá, solo quizá, los extremos (luz/sombra, bueno/malo) no son tam importantes como el estado neutro del Ser en el que eres consciente de q no existe tal dualidad y q todo forma parte de nosotros integrado siempre y cuando le demos cabida y no le tengamos miedo... saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. !Gracias Raquel! precisamente mi propuesta es experimentar que no existe esa dualidad y podernos expresar y manifestar desde nuestra esencia que no entiende de bueno o malo. A más luz más sombra, poder habitar en la ESENCIA es el regalo. Abrazarlo todo, elegir dónde me enfoco, recordar quiénes somos y Ser :)

      Eliminar
    2. Siiij, eso es!!! Precioso !!! Gracias

      Eliminar
    3. Me ha encantado leerte y sentir cómo resuenan en mi tus palabras!! Creo que ya hemos superado ese lugar al que nos llevaron las terapias que trabajan desde el análisis del sufrimiento, de la carencia, de lo que nos falta. Debemos dar otro paso o simplemente quedarnos quietas y escuchar.... Shssssssssss...... en silencio... escuchar la magia hablándonos a cada paso...

      Un beso grande!!!

      Eliminar
    4. Gracias Catalina! totalmente, y todo en uno: hay que dar otro paso que es el de escuchar la magia. Un abrazote y Gracias!!!!

      Eliminar